LAS NEURONAS.

El cuerpo humano está compuesto por 37 billones de células. Gran parte de las células del sistema nervioso son las células gliales, que de hecho son las que más abundan en nuestro cerebro y que curiosamente tendemos a olvidar, pero el resto de la diversidad corresponde a las llamadas neuronas. Estas células nerviosas que reciben y emiten señales eléctricas se interconectan formando redes de comunicación que transmiten señales por distintas zonas del sistema nervioso a través de impulsos nerviosos. El cerebro humano tiene aproximadamente entre 80 y 100 mil millones de neuronas. Las redes neuronales son las encargadas de realizar las funciones complejas del sistema nervioso, es decir, que estas funciones no son consecuencia de las características específicas de cada neurona individual. Y, como en el sistema nervioso hay tantas cosas de hacer y el funcionamiento de las diferentes partes del cerebro es tan complejo, estas células nerviosas también tienen que adaptarse a esta multiplicidad de tareas. ¿Cómo lo hacen? Especializándose y dividiéndose en diferentes tipos de neuronas.

¿CÓMO PLANTEARSE LOS PROPÓSITOS DE AÑO NUEVO?

A continuación te daré varios consejos psicológicos para gestionar adecuadamente las resoluciones de año nuevo, dividiéndolos en dos bloques. El primero de ellos, al que corresponde esta sección, está dedicado al momento inicial en el que te planteas los propósitos para el año que empieza, y el segundo está orientado a la monitorización y cumplimiento de esos propósitos en las primeras semanas de enero y febrero, el momento clave en la que esos cambios de hábitos y rutinas pueden quedar consolidados o no (a fin de cuentas, comenzar es lo más complicado).

TERAPIA COGNITIVO-CONDUCTUAL: ¿QUÉ ES Y EN QUÉ PRINCIPIOS SE BASA?

La terapia cognitivo-conductual es uno de los conceptos más importantes de la psicología aplicada, ya que permite abordar problemáticas muy diversas aplicando técnicas que cuentan con aval científico. Esta es una forma de intervención heredera de los principios teórico-prácticos de la psicología conductista, a la que se le agregan métodos y objetivos propios de la terapia cognitiva. En este artículo veremos en qué consiste y por qué es tan utilizada entre los psicólogos.

LOS 6 TIPOS DE TERAPIAS PSICOLÓGICAS.

La mayoría de personas que no han estudiado el Grado en Psicología, cuando escuchan la palabra psicoterapia lo primero que se imaginan es a un paciente tumbado en el diván y un hombre mayor (el terapeuta) con una libreta apuntando lo que éste le cuenta. Existe un gran desconocimiento en la población sobre la psicología y la psicoterapia. Muchos no conocen la diferencia entre un psicólogo, un psicoanalista y un psiquiatra, o la diferencia entre un psicólogo y un coach, y tampoco conocen los distintos tipos de terapia que existen. Respecto a este último punto, el problema surge cuando deciden acudir a terapia psicológica y se encuentran con las distintas categorías profesionales: terapeuta psicoanalítico, terapeuta cognitivo-conductual, terapeuta sistémico… entonces se preguntan: “¿Qué es eso?”. En el mundo de la terapia psicológica existen distintas perspectivas teóricas y prácticas que tratan los problemas de manera diferente. Para aquellos que les gustaría saber qué tipos de psicoterapia existen, en este artículo recogemos y explicamos los distintos enfoques psicoterapéuticos a través de un resumen de los tipos de terapia psicológica utilizadas actualmente.

DOPAMINA: 7 FUNCIONES ESENCIALES DE ESTE NEUROTRANSMISOR.

La dopamina es uno de los muchos neurotransmisores que utilizan las neuronas para comunicarse entre ellas. Eso significa que la dopamina tiene una función muy importante en los espacios sinápticos, es decir, los espacios microscópicos en los que las células nerviosas establecen conexiones entre sí. Se trata de una sustancia producida por el propio cuerpo humano, pero que también puede ser elaborada en laboratorios. En concreto, la dopamina fue sintetizada artificialmente por los biólogos ingleses George Barger y James Ewens, en 1910. Décadas después, en 1952, los científicos suecos Arvid Carlsson y Nils-Åke Hillarp lograron desentrañar las funciones y características principales de este neurotransmisor.

NEUROTRANSMISORES.

La lista de neurotransmisores conocidos ha ido aumentando desde los años 80, y en la actualidad se han contabilizado más de 60. Esto no es extraño, teniendo en cuenta la complejidad y la versatilidad del cerebro humano. En él se producen todo tipo de procesos mentales, desde la gestión de las emociones hasta la planificación y creación de estrategias, pasando por la realización de movimientos involuntarios y el uso del lenguaje. Toda esta variedad de tareas tiene detrás a muchas neuronas coordinándose entre sí para hacer que las diferentes partes del encéfalo funcionen de manera coordinada, y para ello es necesario que cuenten con un modo de comunicación capaz de adaptarse a muchas situaciones. El uso de los diferentes tipos de neurotransmisores permite regular de muchos modos distintos la manera en la que se van activando unos u otros grupos de células nerviosas. Por ejemplo, cierta ocasión puede requerir que los niveles de serotonina bajen y los de dopamina suban, y eso tendrá una consecuencia determinada en lo que ocurra en nuestra mente. Así, la existencia de la gran variedad de neurotransmisores permite hacer que el sistema nervioso cuente con una amplia gama de comportamientos, lo cual es necesario para adaptarse a un entorno que cambia constantemente.

DELIRIOS: QUÉ SON, TIPOS Y DIFERENCIAS CON LAS ALUCINACIONES.

Dentro del ámbito de la psicopatología se entiende por delirio una falsa creencia o idea que el paciente acepta con total convicción, a pesar de que las pruebas o evidencias exteriores demuestren todo lo contrario. Aunque todavía no se ha podido generar una descripción totalmente aceptada y satisfactoria de este concepto, la anterior descripción sería una de las más aproximadas. A pesar de sus características patológicas, el delirio no es considerado una enfermedad o trastorno mental por sí mismo, sino que más bien sería un síntoma propio de una gran variedad de afecciones psicológicas tales como el trastorno bipolar, la esquizofrenia, la manía o la depresión psicótica.

LOS 15 TIPOS DE ALUCINACIONES.

Uno de los fenómenos que más se asocian a la “locura” son las alucinaciones, es decir, percepciones que no se corresponden con la realidad y en las que no hay un estímulo presente que las desencadene (a diferencia de las ilusiones). Las alucinaciones pueden aparecer como un síntoma de algún trastorno mental, por ejemplo la esquizofrenia, o por el consumo de sustancias psicoactivas como los hongos o el LSD. Las alucinaciones más populares son las visuales y auditivas; sin embargo, existen otras que te explicamos en este artículo.

​ALUCINACIONES: DEFINICIÓN, CAUSAS Y SÍNTOMAS.

El concepto que acabamos de mencionar, alucinación, ha ido evolucionando a la largo de la historia y enriqueciéndose su descripción con el paso de los años. Se puede considerar la alucinación como una percepción que ocurre en ausencia de un estímulo que lo desencadene, teniendo quien la padece la sensación de que ésta es real y que ocurre sin que el sujeto pueda controlarla (siendo esta característica compartida con obsesiones, delirios y algunas ilusiones). A pesar de que generalmente son indicadores de trastorno mental (siendo un criterio diagnóstico de la esquizofrenia y pudiendo aparecer en otros trastornos, como durante los episodios maníacos o durante depresiones), las alucinaciones también pueden aparecer un muchos otros casos, como trastornos neurológicos, consumo de sustancias, epilepsia, tumores e incluso en situaciones no patológicas de elevada ansiedad o estrés (en forma de paroxismo nervioso por el objeto de nuestra ansiedad, por ejemplo).

TIPOS DE TDAH (CARACTERÍSTICAS, CAUSAS Y SÍNTOMAS).

Las siglas TDAH significan Trastorno por déficit de Atención con Hiperactividad. Se caracteriza por una severa hiperactividad, impulsividad y inatención, y es un tipo de alteración psicológica que aparece durante la infancia. Suele ir asociado a otros trastornos como el trastorno negativista desafiante, de conducta o dificultad en la lectura, habitualmente va acompañado y se detecta, por dificultades en el rendimiento escolar o conflictos en el entorno familiar o con los amigos. Estudios de familias, adopciones y de gemelos parecen corroborar la importancia del factor genético en este trastorno