LA INDEFENSIÓN APRENDIDA: AHONDANDO EN LA PSICOLOGÍA DE LA VÍCTIMA.

A grandes rasgos, se refiere a la condición por la cual una persona o animal se inhibe ante situaciones aversivas o dolorosas cuando las acciones para evitarlo no han sido fructíferas, terminando por desarrollar pasividad ante este tipo de situaciones. Entender la forma en que se desarrolla dicho fenómeno es vital para poder comprender y ayudar a las personas que sufren este sesgo psicológico, puesto que puede ser una creencia limitante que actúe como un fuerte lastre para su desarrollo personal y su autoestima.

TIPOS DE TDAH (CARACTERÍSTICAS, CAUSAS Y SÍNTOMAS).

Las siglas TDAH significan Trastorno por déficit de Atención con Hiperactividad. Se caracteriza por una severa hiperactividad, impulsividad y inatención, y es un tipo de alteración psicológica que aparece durante la infancia. Suele ir asociado a otros trastornos como el trastorno negativista desafiante, de conducta o dificultad en la lectura, habitualmente va acompañado y se detecta, por dificultades en el rendimiento escolar o conflictos en el entorno familiar o con los amigos. Estudios de familias, adopciones y de gemelos parecen corroborar la importancia del factor genético en este trastorno

​CICLOTIMIA: LA VERSIÓN LEVE DEL TRASTORNO BIPOLAR.

La ciclotimia se caracteriza por una inestabilidad persistente del estado de ánimo. Es decir, que la persona que sufre este trastorno muestra periodos de depresión y euforia leves. De manera general, suele aparecer en la edad adulta y sigue un curso crónico. Aunque es habitual que durante varios meses, la persona que sufre ciclotimia muestre un estado de ánimo normal. El ciclotímico no se da cuenta de sus oscilaciones de humor, pues son relativamente leves. Además, los periodos eufóricos suelen ser percibidos como agradables y, por tanto, es habitual que no busquen ayuda psicológica. Un 30% de las personas con trastorno ciclotímico pueden acabar padeciendo trastorno bipolar tipo I o tipo II. Frecuentemente, la ciclotimia evoluciona hacia el tipo II y con menos frecuencia, hacia el tipo I. La prevalencia de la ciclotimia se encuentra entre el 0,4 y 1% de los casos y afecta por igual a hombres y mujeres.

CÓMO CONTROLAR LA IRA: 7 CONSEJOS PRACTICOS.

La ira es una emoción que se caracteriza por un incremento rápido del ritmo cardíaco, de la presión arterial y de los niveles de noradrenalina y adrenalina en sangre. También es común que la persona que siente ira se enrojezca, sude, tense sus músculos, respire de forma más rápida y vea aumentada su energía corporal. Siendo una emoción relacionada con el impulso agresivo, algunos expertos señalan que la ira es la manifestación de la respuesta que emite nuestro cerebro para atacar o huir de un peligro. Por otra parte, el estado mental propio de los momentos de ira nos vuelve instintivos y merma nuestra capacidad para razonar.

EL TRASTORNO POR DÉFICIT DE ATENCIÓN E HIPERACTIVIDAD (TDAH), TAMBIÉN EN ADULTOS.

El TDAH es un síndrome conductual que afecta, según estimaciones, entre el 5% y el 10% de la población infanto-juvenil. La clave que actualmente se utiliza para comprender el amplio espectro de manifestaciones que caracterizan los individuos con TDAH es el concepto de déficit en el control inhibitorio de la respuesta. Es decir, la notoria incapacidad para inhibir los impulsos y los pensamientos que interfieren en las funciones ejecutivas la actuación de las cuales permite superar las distracciones, plantearse unos objetivos y planificar las secuencias de pasos necesarios para conseguirlos. Ahora bien, muchas veces se habla de esta alteración psicológica como si solo fuese cosa de niños. ¿Es así? ¿Existe el TDAH en adultos? Tal y como veremos, la respuesta es sí.

TERAPIA COGNITIVA BASADA EN MINDFULNESS: ¿QUÉ ES Y PARA QUÉ SIRVE?

El Mindfulness es considerado una terapia psicológica de tercera generación, y uno de los programas más conocidos es el MBSR (Mindfulness-based stress reduction program) o Programa de Reducción del Estrés basado en Mindfulness, considerado como uno de los tratamientos más efectivos para tratar el estrés. Pero en los últimos años, otro programa basado en la Atención Plena está adquiriendo una gran popularidad en el tratamiento de distintos trastornos, como la depresión o la ansiedad. Es el MBCT (Mindfulness-based cognitive therapy) o Terapia Cognitiva basada en Mindfulness. El Mindfulness no es cuestión de hacer, sino de estar En realidad, la práctica de la Atención Plena, más que un conjunto de técnicas para estar en el momento presente, es una actitud ante la vida. Se podría decir que el Mindfulness permite adquirir una serie de hábitos saludables, es un estilo de afrontamiento que impulsa las fortalezas personales de cada uno y ayuda en la adaptación al mundo moderno, pues favorece el bienestar de los individuos en una sociedad que tiende a detraer la identidad genuina de las personas, y ayuda a conectar con uno mismo. Para adquirir la mentalidad Mindfulness es necesario llevar a cabo un entrenamiento. El entrenamiento Mindfulness consiste en una serie de ejercicios que permiten prestar atención al presente de manera no enjuiciadora. Aún y así, no es cuestión de hacer, sino de estar. En otras palabras, es estar con los cinco sentidos sin evaluar la experiencia interna ni externa. El Mindfulness es un estado de autorregulación de la propia atención, por lo que la voluntad de cada uno se convierte en esencial para su práctica. La curiosidad, la apertura y la aceptación son parte de ser consciente.

GLUTAMATO (NEUROTRANSMISOR): DEFINICIÓN Y FUNCIONES.

El glutamato media la mayor parte de sinapsis excitatorias del Sistema Nervioso Central (SNC). Es el principal mediador de la información sensorial, motora, cognitiva, emocional e interviene en la formación de memorias y en su recuperación, estando presente en el 80-90% de sinapsis del cerebro. Por si es poco mérito todo esto, también interviene en la neuroplasticidad, los procesos de aprendizaje y es el precursor del GABA –el principal neurotransmisor inhibitorio del SNC–. ¿Qué más se le puede pedir a una molécula? ¿Qué es el glutamato? Posiblemente ha sido uno de los neurotransmisores más exhaustivamente estudiados del sistema nervioso. En los últimos años su estudio ha ido en aumento debido a su relación con diversas patologías neurodegenerativas (como por ejemplo la enfermedad de Alzheimer), lo que le ha convertido en una potente diana farmacológica en diversas enfermedades. También cabe mencionar que dada la complejidad de sus receptores, éste es uno de los neurotransmisores más complicados de estudiar.

HIPOMANIA: QUÉ ES, SÍNTOMAS Y RELACIÓN CON LA BIPOLARIDAD.

La palabra manía viene del griego antiguo; significa “frenesí” o “estado exaltado, furioso”. La utilizamos tanto en el lenguaje coloquial como especializado para hacer referencia a distintas situaciones relacionadas con esto último. Por ejemplo, para hablar de una preocupación fija por algo; una costumbre extraña; una aversión que siente una persona hacia otra; o también para hablar de un criterio clínico de la psicopatología caracterizado por un estado de exaltación. Por otro lado, el prefijo “hipo”, que deriva del griego “hypo”, quiere decir “por debajo de”. En este sentido, y en el contexto de la psicopatología, la hipomanía es definida como un estado de exaltación que se caracteriza por una disminución de la necesidad de dormir, un nivel alto de energía, la aceleración del metabolismo, hiperactividad y/o irritabilidad y aumento de la actividad psicomotora.

MANÍA: SÍNTOMAS, TRASTORNOS ASOCIADOS Y TRATAMIENTO.

Se entiende por manía una alteración psicológica caracterizada por la presencia de un estado de ánimo excesivamente eufórico, expansivo y concurrente con un elevado nivel de energía. Se trata de un estado patológico y temporal que, el cual puede aparecer en diversos contextos y que por lo general suele aparecer un forma de episodios de una duración de al menos una semana casi todos los días y la mayor parte del día. Estos episodios se caracterizan por la presencia del citado estado de ánimo expansivo, eufórico e irritable, el cual suele aparecer junto un elevado nivel de inquietud y agitación que se manifiesta a partir de un comportamiento hiperactivo. Generalmente la persona tiene la sensación de que sus pensamientos pasan a gran velocidad, no siendo raro que se pierda el hilo del pensamiento ante la gran afluencia de éstos. El sujeto en fase maníaca padece también un elevado nivel de distraibilidad, teniendo grandes dificultades de concentración y pasando continuamente de una cosa a otra. Aparecen también en este estado pensamientos y delirios de grandeza y genialidad, considerándose el sujeto a menudo invulnerable y con recursos ilimitados. Asimismo es habitual que aparezca una elevada impulsividad y agresividad, a la par que de disminuye la capacidad de juicio y de valoración de riesgos, conduciendo a menudo a la realización de actos que pueden suponer un riesgo para la propia salud o integridad. También suelen intentar implicarse en un gran número de proyectos independientemente de su viabilidad.