CRISIS EXISTENCIAL: CUANDO NO ENCONTRAMOS SENTIDO A NUESTRA VIDA.

La crisis existencial es una de esas fuentes de malestar emocional que parecen no estar conectadas a las condiciones materiales que nos toca vivir. Es perfectamente posible haber alcanzado todas las metas que asociamos a la idea de "éxito" en la sociedad en la que vivimos, y a pesar de ello, sentirnos vacíos, o incluso fracasados. Puede aparecer en cualquier momento de la vida, afecta también a personas con amplios recursos económicos e incluso pueden experimentarla mujeres y hombres aparentemente exitosos y con buena imagen social. De hecho, puede tenerse todo lo que la civilización occidental considera como metas fundamentales de la vida humana, como riqueza, amor y conocimiento, pero la crisis existencial seguirá estando ahí, implacable. La pregunta obligada en estos casos es: ¿dónde está la pieza que falla? ¿Cómo saber qué es lo que necesita una persona que sufre crisis existencial? La falta de referentes y de indicaciones acerca de hacia dónde avanzar para sentirse bien puede resultar asfixiante. Por ello, en este artículo veremos cuáles son las características de la crisis existencial y qué se hace en terapia para intervenir en ella y ponerle solución.