GESTIÓN EMOCIONAL: 10 CLAVES PARA DOMINAR TUS EMOCIONES.

La gestión emocional o gestión de las emociones hace referencia a ser conscientes de las emociones que sentimos, aceptarlas y regularlas si es necesario, adaptándonos al contexto en el que nos encontremos. Este proceso puede llegar a ser todo un reto, pero por suerte, se puede mejorar mediante el aprendizaje. En este artículo veremos qué es la gestión emocional y cómo podemos desarrollar esta habilidad para impulsar nuestro desarrollo personal y aprovechar el potencial de nuestras emociones. El componente emocional de la mente humana es uno de los más importantes para comprender cómo pensamos y sentimos, así como para saber cómo adaptarnos a los retos que nos plantea el día a día. Por desgracia, vivimos en una sociedad que considera a las emociones irracionales y son prácticamente enemigas de la razón, y eso lleva a muchas personas a despreciar esa faceta afectiva de uno mismo, considerándola un obstáculo que nos lo pone difícil cuanto intentamos alcanzar nuestras metas y mejorar como personas. Pero lo cierto es que las emociones forman parte de nosotros y tienen una función adaptativa importante, por lo que hay que aprender a aceptarlas y llevarse con ellas lo mejor posible. De hecho, si logramos potenciar la gestión de las emociones, lograremos que estas trabajen en favor de nuestros intereses y valores, y no en contra de ellos. En los últimos años, el concepto de gestión emocional ha ido ganando terreno con el auge de la inteligencia emocional, un constructo que he generado mucho interés entre los psicólogos por sus beneficios para la salud psicológica de las personas y el rendimiento de éstas en distintos ámbitos, como el laboral, deportivo o académicos. La correcta gestión de las emociones determina en mayor o menor medida el éxito en distintas áreas de nuestra vida, como pueden ser el de las relaciones interpersonales o el trabajo.