10 CONSEJOS PARA REDUCIR EL ESTRÉS.

El estrés afecta a muchas personas, y no es de extrañar con el estilo de vida de las sociedades occidentales. Uno de los pioneros en la investigación de este fenómeno fue Hans Selye, en la década de los 50. Desde entonces, muchos expertos han ido aportando más y más conocimiento sobre qué es y cómo ocurre el estrés, y han surgido distintos modelos para ayudar a las personas que lo sufren, como el Modelo demanda-control-apoyo social de Karasek y Johnson (1986), que afirma que la fuente de estrés se encuentra en el desajuste entre las demandas existentes y el control que tiene la persona para afrontar dichas demandas, y que tiene en cuenta el apoyo social como una variable decisiva que afecta a este fenómeno tanto de manera directa como indirecta. Comprende las características del estrés Normalmente, cuando hablamos acerca del estrés, lo hacemos refiriéndonos a este como un problema, algo que nos supone un obstáculo a la hora de intentar disfrutar de una buena calidad de vida. Sin embargo, si nos ceñimos estrictamente a la definición de "estrés", este no es siempre un problema ni algo que nos perjudique. La razón de ser del estrés consiste en prepararnos para reaccionar con rapidez ante situaciones que percibimos como peligrosas o como vinculadas a un riesgo que hay que esquivar sin detenernos a pensárnoslo demasiado. Nos hace entrar en una mentalidad de alerta, de rápida reacción a algo que debería preocuparnos. Pero a veces, sufrimos demasiado estrés o lo experimentamos durante demasiado tiempo, sin que eso nos aporte nada bueno. En casos así, debemos tener en cuenta los consejos y estrategias para reducir el estrés que veremos más adelante. El exceso de estrés suele ser un fenómeno complejo, especialmente en el entorno laboral, en el que entran en juego variables del puesto de trabajo y de la organización, pero también las expectativas de un individuo y su capacidad de afrontamiento ante las situaciones complejas. Por tanto, en casos extremos, es necesario acudir a un experto si no se quiere acabar sufriendo lo que se conoce como burnout o síndrome del quemado. También es indispensable acudir al psicólogo cuando el estrés es consecuencia de una situación traumática, lo que puede requerir intervención psicológica para reducir el sufrimiento y tratar el problema desde la raíz.

SÍNDROME DE BURNOUT O CABEZA QUEMADA.

El síndrome de Burnout, a veces traducido como "Síndrome del Quemado", es una alteración psicológica ligada al contexto del trabajo y que puede constituir un trastorno debido a sus efectos dañinos en la calidad de vida. Tal y como veremos, presenta características propias de los trastornos del estado de ánimo (como la depresión) y de los trastornos de ansiedad. A pesar de que actualmente no aparece en los principales manuales diagnósticos de psicopatologías, cada vez hay más evidencias acerca de las características de este fenómeno, que pueden ser usadas para conocer el perfil propio de esta alteración como una psicopatología separada de la depresión y de otros trastornos. Este síndrome fue descrito por primera vez en 1969 al comprobar el extraño comportamiento que presentaban algunos oficiales de policía de aquella época: agentes de la autoridad que mostraban un cuadro de síntomas concreto.

EL MODELO DIÁTESIS-ESTRÉS Y SU RELACIÓN CON LAS ENFERMEDADES MENTALES.

¿Es posible que algunas personas sean más vulnerables a los trastornos mentales que otras? El modelo diátesis-estrés propone que ciertos miembros de la población, tendrían características inherentes que aumentarían el riesgo de presentar uno. A su vez, habría otros que mostrarían una menor prevalencia de estas afecciones, a causa de factores innatos también. A menudo, se usa este modelo teórico para explicar la génesis de la esquizofrenia, pero puede aplicarse a otras patologías mentales. En términos simples, esta teoría propone que los trastornos psicológicos resultan de una interacción entre factores ambientales y genéticos. A continuación, veremos sus postulados con más detalle. Esta teoría la desarrollaron Zubin y Spring en 1977, propone que la vulnerabilidad es un factor crucial en la aparición de enfermedades mentales. El modelo diátesis-estrés señala la vulnerabilidad es una variable que se determina a partir de aspectos biológicos. Cada persona, por su propia herencia genética, tendría un mayor o menor grado de tolerancia al estrés (diátesis).

El ESTRÉS Y SUS DESENCADENANTES.

Actualmente, el estrés está considerado como la fatiga mental causada por un rendimiento y unas exigencias superiores a las que podemos soportar. El estrés es una reacción que puede causar problemas de salud graves. Se ha demostrado que diversas afecciones crónicas, trastornos psicosomáticos y de salud mental (problemas cardíacos, ansiedad, depresión, etc.) están estrechamente relacionados con el estrés.

TRASTORNOS DE ANSIEDAD.

La terapia cognitiva conductual es un tipo de psicoterapia que a menudo se usa para tratar los trastornos de ansiedad. Enseña diferentes formas de pensar y comportarse. Puede ayudarle a cambiar cómo reacciona ante las cosas que le causan miedo y ansiedad. Puede incluir terapia de exposición, la que se enfoca en confrontar sus miedos para que pueda hacer las cosas que ha estado evitando Los medicamentos para tratar los trastornos de ansiedad incluyen medicamentos contra la ansiedad y ciertos antidepresivos. Algunos tipos de medicamentos pueden funcionar mejor para tipos específicos de trastornos de ansiedad. Debe comunicarse bien con su profesional de la salud para identificar qué medicamento es mejor para usted. Es posible que deba probar más de un medicamento antes de encontrar el correcto