DIFERENCIAS ENTRE HAMBRE FÍSICA Y HAMBRE EMOCIONAL: COMER SIN NECESIDAD PASA FACTURA.

El hambre es un instinto de todos los animales, incluyendo al ser humano. Es una necesidad de primer rango que nos empuja a orientar nuestras acciones hacia la consecución de un objetivo muy simple: buscar y consumir alimentos. Pero, ¿podemos comer sin tener hambre realmente, aunque sientas que sí la tienes? Puede sonar extraño, pero esto sí puede pasar: nuestras costumbres alimenticias no solo se basan en las necesidades objetivas del cuerpo, sino también en nuestras creencias acerca de la cantidad que es normal consumir cada día y lo que no lo es. En este artículo hablaremos de ese curioso fenómeno por el cual somos capaces de crear la necesidad de comer automáticamente y sin que el estómago nos lo exija. Es lo que se conoce como hambre emocional.