LA PSICOLOGÍA Y LA EMIGRACIÓN.

Ir a vivir a otro país produce sentimientos de soledad, añoranza por el destierro .Emigrar se ha convertido en una acción cada vez más común debido a la facilidad que hay en la actualidad para viajar y al hecho de que los canales de comunicación son cada día más avanzados, facilitando la información. Sin embargo, el emigrar no es una decisión que deba tomarse a la ligera por varias razones de peso.  Lamentablemente, hay ideas erradas sobre el emigrar que han fomentado a la normalización de esta acción. Se ha hecho poco eco sobre los riesgos emocionales y psicológicos que pueden acarrear una mala o repentina decisión emigratoria.