¿QUÉ HAGO CON MI VIDA? 6 ESTRATEGIAS PARA TENER UN GRAN FUTURO.

La vida no viene con un manual de instrucciones. Si a eso le sumamos el hecho de que el entorno laboral es cambiante y cuesta mantener una trayectoria profesional que permanezca siempre igual, resulta frecuente que las personas no sepan muy bien a qué dedicar su tiempo. Lo mismo puede decirse de la estabilidad en la vida privada, que en buena parte está relacionada con lo que hacemos para mantenernos económicamente. Ahora bien, que sea relativamente normal encontrarse a personas que no saben qué hacer con su vida no significa que este problema no tenga solución, o que deba ser normalizado, como si sentir el peso de esa incógnita fuese lo natural, lo esperable. Veamos, pues, cuáles son las diferentes facetas de este fenómeno psicológico y qué podemos hacer para solucionarlo. En primer lugar veremos las claves necesarias para crear un proyecto de vida al que dedicar nuestro tiempo de trabajo, y finalmente daremos las claves para reorientar nuestras vidas más allá de las profesiones y los oficios.

EL PROYECTO COMO SENTIDO DE VIDA EN LA TERCERA EDAD.

Al haberse extendido la esperanza de vida, restan muchos años luego de la jubilación en los que se dispone de mayor tiempo libre. Sin embargo, debido a la pérdida de un proyecto laboral, que seguramente ha abarcado gran parte de la vida, se producen reorganizaciones en la constitución de la identidad personal y ocupacional, lo cual requiere elaborar cuestiones relacionadas con la pérdida de un lugar social de pertenencia, del ámbito socializador del trabajo y fundamentalmente la posibilidad de elaborar nuevos proyectos. Aisenson  plantea que "la manera en que el individuo sobrelleve esta etapa del ciclo de vida dependerá de la identidad que logró constituir y del apoyo social recibido (...) así como de las posibilidades de construir y redefinir proyectos, a partir de la visualización de los propios recursos y la movilización de estrategias que permitan ponerlos en marcha"  (Aisenson, 2002:113). En terapia se puede llevar a cabo un proceso de búsqueda y organización de este proyecto. Como un medio para que a través de la actividad y experiencia, el paciente lograr llevar a cabo todos los procesos tendientes para alcanzar resultados óptimos.