ORTOREXIA.

Este trastorno, cada vez más patente en las sociedades occidentales (preocupadas últimamente por el consumo de comida poco procesada; un ejemplo de ello es la llamada Paleodieta), fue designado por el médico estadounidense Steven Bratman. Bratman, que sufrió este trastorno, describe un tipo de obsesión por consumir los alimentos que el afectado considera saludables (orgánica, vegetal, sin conservantes, sin grasas, sin carnes, o sólo frutas), o por consumir únicamente alimentos con una forma de preparación concreta (sólo alimentos crudos, sólo preparados al vapor o a la plancha, etc…) rechazando todos aquellos que no pueden incluirse en estas categorías. En este trastorno, los factores precipitantes son la obsesión por las dietas, el culto al cuerpo y el miedo a la comida tratada con productos artificiales.

TRASTORNO POR ATRACONES.

El trastorno de apetito desenfrenado es un trastorno grave de la alimentación en el que sueles consumir cantidades extraordinariamente grandes de alimentos y te sientes incapaz de parar de comer. Casi todos comemos de más en algunas ocasiones, por ejemplo, cuando nos servimos una segunda o una tercera porción de una comida durante las fiestas. Sin embargo, para algunas personas, comer de manera excesiva con la sensación de que se pierde el control y que esto se vuelva algo habitual pasa a ser un trastorno de apetito desenfrenado. Cuando tienes el trastorno de apetito desenfrenado, puedes sentirte avergonzado por comer en exceso y prometer que vas a dejar de hacerlo. No obstante, sientes una compulsión tan fuerte que no puedes resistir la necesidad y continúas comiendo en exceso. Si padeces el trastorno de apetito desenfrenado, el tratamiento puede ser de ayuda.

¿QUÉ SON LOS TRASTORNOS DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA?.

Los trastornos de conducta alimentaria (TCA) se pueden reconocer por un patrón persistente de comer no saludablemente o de hacer dietas no saludables. Estos patrones de conducta alimentaria están asociados con angustia emocional, física y social. Los TCA no discriminan a base del género, edad, o raza. Se pueden encontrar en ambos géneros, en cualquier edad, y pueden ocurrir en cualquier raza o grupo étnico.